Objetivo Kiwi

Archive for the ‘7 – Perú’ Category

Por fin fuimos a la “verdadera” Lima. Miraflores es sólo un barrio europeo que vino a caer a Lima. Ya hemos visto las calles sucias y descuidadas, los policias en las esquinas y los mercados callejeros. Ni un KFC, ni un Mc Donalds, ni nada… puro y duro Perú. Estas son algunas de las (pocas) fotos que hicimos.

Anuncios
  • Casaca: sudadera
  • Chamba: trabajo/ curro
  • Choclo: maíz
  • Chompa: jersey
  • Chullo: gorro
  • Fallo / Pucho: cigarro
  • Frutilla: grosella
  • Marlo: mazorca de maíz
  • Monstruo / Chévere: guai
  • Mote: grano de maíz
  • Platicar: hablar
  • Sorocho: mal de altura
  • Tono: fiesta (me voy de tono…)
  • (Los) previos: botellón

Sección Arequipeño- Castellano (dedicada a Jorge)

  • Caroso: claro de piel
  • Ccoro: niño
  • Gringo: extranjero
  • Patajala: pies descalzos
  • Umpo: marginado social

Hemos llegado a Lima. Y nuestra ocupación principal es la de tocarnos la barriga y comer bien después de más de tres meses pegando tumbos por Sudamérica. Hemos salido a dar un par de paseos para ver tiendas e ir definiendo cuáles serán los souvenirs que compremos y… poco más. Mañana probablemente iremos a visitar el casco histórico. Necesitábamos un descanso.

Creíamos que iba a ser Arequipa, pero no, a falta de una sóla ciudad por visitar (Lima), Cuzco es la ciudad más europea de todas las que hemos encontrado en nuestro viaje. Esta llena (como siempre) de iglesias, soportales, balcones, calles empedradas…

Hoy es nuestro último día aquí, y lo hemos aprovechado para ir comprando algunos regalos para la familia. Esta tarde salimos hacia Lima, nuestro objetivo final y donde esperamos pasar cinco días tocándonos la barriga. Hemos visto mucho y más aún se ha quedado por ver, nosotros, hasta aquí hemos llegado, esta noche, la última etapa.

Machu Picchu IV

Machu Picchu IV

Lo habíamos leído, lo habíamos visto en video, en fotos, en dibujos… y ahora que lo hemos visto en vivo y en directo, ahora que lo hemos recorrido durante ocho horas, lo confirmamos: Machu Picchu es un FLI-PE.

Parece increíble la súper-ciudad que prepararon en medio de la selva, a más de dos mil metros de altura, estos señores. Uno desearía viajar en el tiempo, hacerse invisible y poder ver Machu Picchu en su máximo espelendor, lleno de gente, de cultivos, de sacerdotes y vírgenes, pues parece que era ésta una ciudad-santuario.

Maqueta

Maqueta

Hemos tenido bastante suerte con la visita. Hemos llegado (primera noticia ayer) en temporada bajísima porque estamos ya en época de lluvias (esto sí lo sabíamos). El caso es que hemos conseguido varias cosas al mismo tiempo: pocas personas (en termporada alta entran unas dos mil al día, hoy, probablemente ni quinientas), hemos tenido plaza sin problemas para subir al Waynapicchu (la montaña sagrada que aparece en todas las postales detrás de las ruinas; sólo se permite el acceso a 400 personas al día), y, además,  en plena época de lluvias, hemos tenido, después de la niebla matutina, un día de sol.

Ha sido a-co-jo-nan-te. Por algo ha sido elegida como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Ayer fue el primer día de nuestro “tour” a Machu Picchu. Salimos a las seis cincuenta de la mañana de Cuzco, tomamos el tren y llegamos sobre las once a Aguas Calientes (AKA Machu Picchu pueblo). El pueblo es, como era de suponer, un centro comercial. El 95% de los locales son tiendas, restaurantes y hoteles, y el otro 5% también. Así que nos hemos dedicado a vaguear y vagabundear por el pueblo. Mañana a las cinco de la mañana comienza la última gran aventura: la subida a Machu Picchu.

Ayer hicimos el que, si no cambian los planes, es nuestro penúltimo viaje en autobús por tierras sudamericanas: Arequipa-Cuzco. Habíamos leído que las carreteras peruanas no son un ejemplo de seguridad pero lo de ayer… no sabemos si sentirnos más seguros o echarnos a temblar:

– Las maletas se embarcan a parte para que puedan revisarlas.

– Los bolsos de mano se registran.

– Cacheo con detector de metales.

– Pasaporte y huella dactilar en el registro de la empresa (justo antes de subir al bus te tintan el dedo y te toman la huella).

– Y cuando subes por fin al autobús e intentar relajarte… un policia, cámara de video en mano graba a cada uno de los pasajeros (obligando a los que llevan gorra a quitársela)

Ya estamos aquí, hemos llegado sanos y salvos.